SLAM: TODO POR UNA CHICA

Padres a los 16 años…¿Maldición familiar, o solo mala suerte?

Este 15 de abril, Netflix agregó a su catálogo la interesante historia de SLAM: todo por una chica, una película basada en el libro del autor Nick Hornby “todo por una chica”.

Hoy en Octava fila te contaremos un poco sobre esta película y el por qué deberías verla 😉

La gran noticia…

De origen Italiano, dirigida por Andrea Molaioli este film del 2016 nos cuenta la historia de Samuele, un joven de 16 años que vive con su amorosa y joven madre de 32 años, su vida hasta ese entonces se centra en su gran pasión: el Skate, y en su ídolo Tony Hawk; poco después conoce a Alice y comienza, lo que parecería una relación de lo mas normal, sin embargo Sam parece sentirse absorbido y poco después y decide dejar a Alice hasta que recibe la noticia de que será padre…

La visión del futuro…

Después de la noticia, Alice toma la decisión de seguir con el embarazo, y Sam, al apoyarla, comienza a tener experiencias en las que se encuentra con su futuro, y lo extraño que este resulta, sobre todo cuando tienes un pequeño llamado Ufo.

Sin embargo estos “adelantos” que Sam tiene lo ayudan a saber como actuar mejor cuando se le presenta la situación, siempre acompañado de los consejos de un libro escrito por Tony Hawk.

El elenco…

Barbara Ramella y Ludovico Tersigni  son los encargados de dar vida a la pareja protagonista de Alice y Samuele,  ambos jóvenes de origen Italiano, quienes recién comienzan con una gran carrera artística.

La actriz Jasmine Trinca, ganadora de globos de oro interpreta a la joven madre de Sam, quien siempre trata de tener una buena comunicación con él, y de una manera totalmente honesta pero sobre todo con mucho amor, admite que ser madre a tan temprana edad cambió mucho su vida, y trata de aconsejarlo en el nuevo rumbo que tomará su vida.

Luca Marinelli, por su parte interpreta al padre de Sam, quien es el estereotipo de padre desobligado quien trata de decirle a su hijo que lo mejor que puede hacer es huir, lo cual sólo hará que Sam vea en su padre lo que en definitiva no quiere ser.

Y finalmente tenemos a Fiorenza Tessar y Pietro Ragus, los estrictos padres de Alice, quienes al ser de una familia acomodada quieren que su hija no estropeé su vida y se convierta en una gran abogada, según sus planes, no los de Alice.

Sin duda, esta película deja de lado el romanticismo al que estamos acostumbrados, y toca un tema totalmente común en nuestros días y el como las nuevas familias se conforman de una manera muy distinta al de algunas décadas atrás, y esto no significa que estén mal.

Así que te recomendamos verla, no olvides que esta disponible en Netflix, y si te gustó compártela con tus conocidos y amigos 🙂 

No olvides que  Octava Fila es el mejor lugar para disfrutar.

 

Comentarios