Lecciones que aprendí de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Esta es probablemente la peor película que puedes ver después de terminar una relación.

El dolor que sentimos después de terminar con alguien que amamos mucho es uno de los peores. Las noches de llanto, el sentimiento de vacío y de que te duela el corazón (literalmente) es algo que vamos a experimentar más de una vez en la vida, pero que nunca nos vamos a acostumbrar a esa sensación, como después de compartir tantos momentos con alguien, tantas risas, tantas experiencias aceptar que se convierta en un completo extraño.

Pues de eso se trata esta película, aunque con un poco de ciencia ficción. Imagínate que exista una máquina capaz de borrar todos los recuerdos de tu relación, borras a la persona y pretendes que nunca pasó nada… Una idea un poco loca, que algunos tomarían como buena pero a mi parecer, no.

Puedo jurar que los que han visto esa película automáticamente pensamos en alguien que quisimos mucho y se acabó por el bien de los dos, y los que no la han visto, por favor háganlo. Eterno resplandor de una mente sin recuerdos es una de mis películas favoritas que me dejó lecciones de vida, y que hoy quiero compartir con ustedes:

No escogemos de quien enamorarnos

Aunque suene un poco cliché, es verdad. Conozco personas que han dicho que de volver al momento en que conoció a su pareja, nunca se hubiera enamorado. ¿Es verdad? En la película, a pesar de que Clementine borró a Joel antes de que Joel la borrara a ella, cuando se vuelven a conocer, sienten una atracción tremenda que no pueden negar. Estoy segura de que te ha pasado, hay alguien en tu vida que aunque lo que tuvieron se acabó cuando se ven se emocionan, vuelves a sentir todo otra vez, vuelve a haber conexión. Y es parte de los recuerdos, de sus memorias.

Necesitamos de experiencias buenas y malas para formarnos como personas

Independiente del dolor que sentimos cuando la relación termina, sabemos que estos recuerdos son una parte esencial de lo que somos y de quienes hemos llegado a ser. Sin estos recuerdos, no seríamos las personas que somos ahora, nos ayudaron a formarnos y hacernos del criterio que tenemos ahora. Aceptémoslo, todos podemos aprender algo de nuestras relaciones, inclusive de las que no son de pareja sentimental, todas las personas nos dejan una experiencia.

No puedes forzar las cosas

Cuando Clementine borra su memoria y Patrick empieza a salir con ella, hace cosas que Joel hizo con ella para intentar que ella se enamorara. Las experiencias que tuvo con su antiguo amor, los lugares a los que fueron y hasta las palabras exactas que Joel le dijo no causan el mismo efecto, lo que comprueba que las cosas no se pueden forzar, lo que sentimos por alguien es por la conexión con la persona, no por las acciones o las palabras que dijo.

¿Si pudieras, borrarías los recuerdos de esa relación que te marcó?

Comentarios