Opinión sobre la película mexicana Macho

Macho es una comedia que enfatiza sobre la diversidad sexual pero que sigue apegada a los estereotipos de la misma.

Una comedia orgullosamente mexicana, protagonizada por Miguel Rodarte, Cecilia Suárez, Aislinn Derbez, Ana de la Reguera y Ofelia Medina.

Macho es la cinta que nos cuenta la vida de Evaristo Jiménez, un diseñador de modas muy reconocido a nivel nacional e internacional, pero si hay algo que vende más que sus diseños es su vida misma.

Aclamado y adorado por la comunidad LGTTTBI y por temor a perder su gran imperio de moda Evaristo Jiménez juega como un heterosexual de closet  lo que nos recuerda a las aventuras del personaje de Mauricio Garcés en Modisto de señoras.
El protagonista es todo un macho que consigue estar con las mujeres más guapas que puede conseguir a través de su trabajo, pero cualquiera creería que le encantan los hombres.

Sin embargo la trama principal no radica en lo mal que se siente Evaristo al fingir alguien que no es por temor a la sociedad, sino en la búsqueda de una nueva inspiración y sobre todo su verdadera identidad.    

Todo pinta color de rosa hasta que una amenaza junto con una crisis creativa llegan, es aquí cuando su gran fama y fortuna pueden derrumbarse y entonces debe idear un plan junto con su socia, y como es de esperarse no queda más que fingir un noviazgo gay que lo mantenga su imagen de gay pero defendiendo su masculinidad.

Después de ver No manches Frida no quise saber nada de comedias mexicanas y gran culpa fue de Omar Chaparro y el que le dijo que podía actuar.

En Macho esto no ocurre ya que gran parte de este elenco está compuesto de buenos actores que son ya conocidos en este género y saben cómo funciona la cosa.

Otra propuesta que llamo mi atención fueron los diseños, pero no los de moda, sino que estos diseños arquitectónicos de las casas, es algo no muy usual pero se ve bastante bien y llama la atención.
Además de que esta película toca temas como la familia, la religión e incluso la adopción aprovechando que está en tendencia y fomentando la aceptación de cualquier humano.

Recordemos que estamos en esta bella época del siglo XXI donde no puedes hacer algo sin que alguien se sienta ofendido, y personalmente se me hace arriesgado el tocar este tipo de temas, sin embargo todos sabemos que las comedias mexicanas buscaran hacernos reír de alguna forma u otra lo cual le da fluidez a los temas, pero algunas veces exageran las cosas


El principal problema de esta película es el diálogo, esto hace que unas cosas se repitan y algunos personajes no se toman tan en serio.
Además de que se encargan de exagerar muchos estereotipos a modo de que todo el público lo entienda y le cause gracia. Vemos desde el diseñador diva, la asistente estresada, el homosexual berrinchudo, la amante seductora, el esposo macho controlador…

El mal desarrollo de la película y sus objetivos no muy bien definidos hacen que todo el mensaje que quieren dar se pierda entre comedia que no guarda ningún sentido ya que esta película se promociona como una manifestación a favor de la diversidad, y lo logra en este sentido, pero sus personajes no triunfan del todo en alejarse de aquello que la cinta precisamente evita: los estereotipos y las etiquetas

Sé que al ver una comedia lo que menos esperamos es un mensaje profundo, sin embargo la cinta tiene una vena dramática, al final es algo sorprendente porque no tiene mucho sentido, pero esto nos hace pensar en lo difícil que es manejar este tipo de temas en un mundo realista y humano.

             ¿Que opinas de esta cinta mexicana? 😀
Si buscas una película entretenida y fácil de digerir no dudes en ver Macho en un asiento de la octava fila 😀

 

Comentarios