El método Kominsky y 3 razones para verla

Netflix nos muestra una serie sobre un par de ancianos que, entre chistes sobre la próstata y la vejez, afrontan con una mezcla de optimismo y amargura la etapa final de sus vidas. 

El creador de esta serie es nada más y nada menos que Chuck Lorre, tal vez lo conozcas por ser el creador de Two and a half men y The big bang theory, pero si piensas que el método Kominsky sigue la misma línea que las otras dos, permíteme decepcionarte.

Michael Douglas es Sandy Kominisky, un actor que vivió un breve periodo de éxito y que ahora se gana la vida como profesor de interpretación para aspirantes a actores estrella. Su principal apoyo a lo largo de estos años ha sido además de su hija, su agente y mejor amigo, Norman Newlander (interpretado por Alan Arkin), rey del sarcasmo. Juntos, y con cierto cinismo, viven la que se supone que es la fase final de sus vidas.

Pero si nada de lo que has leído hasta ahora te ha dado ganas de verla, te voy a dar 3 buenas razones para ver esta serie:

La cruda verdad

La serie habla de cómo enfrentarse al duelo, a las decepciones familiares y, sobre todo, a la vejez de una manera que no es trágica, sino real. Hemos visto muchas series envueltas en el drama juvenil contadas desde un punto muy trágico en el que parece que muchas veces los problemas no tienen salida, sin embargo en esta serie vemos que después de los 70 (o a cualquier edad) los problemas eso son, simplemente problemas, y la vida no se nos acaba por enfrentarnos a ellos, porque lo que importa es que estamos vivos y aún podemos disfrutar de la vida. 

La amistad

A medida que conoces más acerca de la vida de Sandy y Norman, desearás poder tener una amistad duradera como la de ellos, porque a pesar de ser un poco diferentes de carácter se complementan y se apoyan a su manera, pero nunca sin dar a entender al otro que no estarán en el momento que se necesiten.

No es la típica sitcom de la vida

Debemos tener en cuenta que la mayoría de las plataformas buscan seducir al público joven y entienden que las historias sobre personas mayores no entrarían en la definición de diversión de los millennials, motivo por el cual quizá Netflix ha optado por estrenar El método Kominsky con muy poca publicidad. Sin embargo, la serie sí ofrece diversión y nos enseña un poco a comprender la manera en que nuestros padres/abuelos pueden llegar a ver la vida desde su lugar, claramente muy diferente al nuestro.

Chuck Lorre explicó que la idea de la serie nació de su propia experiencia sobre cómo se vive en Hollywood el envejecimiento. «A medida que te haces mayor, las cosas pasan muy rápido y fácilmente te sientes como si estuvieras en un puerto viendo cómo un barco se aleja de ti sin tú entender qué está pasando. Es desorientador», explicó durante la presentación de la serie. Hasta ahora ha ganado 2 premios Golden globe por mejor comedia y mejor actor (para Michael Douglas) y ha sido criticada de manera positiva. Puedes encontrar en Netflix las dos temporadas con 8 capítulos de aproximadamente 30min cada uno.

Comentarios